AECOSAN lanza la campaña 'El etiquetado cuenta mucho'

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) lanza una campaña en la que se explican cuáles son las ventajas del actual etiquetado de alimentos, que se rige por la normativa europea y que ofrece información más clara, completa, y útil al consumidor

Desde AECOSAN, organismo que depende del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, subrayan que este nuevo etiquetado, aunque beneficia a todos los consumidores, es especialmente importante para la protección de las personas alérgicas o intolerantes, que ahora tienen la información sobre alérgenos con un tamaño mínimo de letra y tipografía que los diferencia del resto de ingredientes. Además, por primera vez se hace extensible la obligación de la información sobre alérgenos en los alimentos no envasados (comercio minorista y restauración).

El actual etiquetado se rige por el Reglamento (UE) Nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo del 25 de octubre de 2011 sobre información alimentaria facilitada al consumidor, que se aplica desde el 13 de diciembre de 2014, excepto las indicaciones relativas a la información nutricional, que serán aplicables a partir del 13 de diciembre de 2016. El propósito es conseguir un alto nivel de protección de la salud y garantizar el derecho a la información de los consumidores. El Reglamento se aplica a todos los alimentos destinados al consumidor final.

En el marco de esta campaña, que arranca en medios digitales y finaliza el 31 de julio, se pone a disposición del consumidor el sitio web: http://eletiquetadocuentamucho.aecosan.com/, donde pueden encontrar información muy amplia acerca de este tema, como la legislación, material divulgativo, las preguntas más frecuentes o las novedades del etiquetado.

Principales cambios en el etiquetado

Algunos de los principales cambios producidos en el etiquetado se indican a continuación:

  • Mejora la legibilidad: las menciones obligatorias se imprimirán de manera que se garantice una clara legibilidad en caracteres con un tamaño de letra de al menos 1,2 mm con carácter general.
  • La información obligatoria se indicará en un lugar destacado, fácilmente visible, claramente legible y, en su caso indeleble. No estará disimulada, tapada o separada por ninguna otra indicación o imagen, ni por ningún otro material interpuesto.
  • Las sustancias que causan alergias o intolerancias se destacan en la lista de ingredientes con un tamaño mínimo de letra y mediante una tipografía que las diferencie del resto de ingredientes.
  • Los alimentos sin envasar también deben informar de las sustancias que causan alergias o intolerancias. Indicación del origen vegetal específico de los aceites y grasas vegetales.
  • En la información nutricional obligatoria figurará: el valor energético, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.

Consulta la noticia