EXCELENTIA - GRUPO ISONOR Seguridad Alimentaria l Necesaria Evaluación de Riesgo de Acrilamida en alimentos - Recomendación 2013/647/UE

Desde Inspección de Sanidad están pidiendo a las empresas que están obligadas, la evaluación de riesgos por presencia de acrilamida en alimentos. Os explicamos el motivo:

Evaluación de Riesgo de Acrilamida en alimentos

La acrilamida es una sustancia que se forma naturalmente en los alimentos cuando se cocinan a temperaturas elevadas (por ejemplo, cuando se hornean, se asan o se fríen) puede provocar cáncer en animales y, según los expertos, también puede hacerlo en los seres humanos. A pesar de que probablemente la acrilamida ha formado parte de nuestra dieta desde que se cocinan alimentos, la preocupación por la seguridad de esta sustancia ha empujado a expertos de todo el mundo a recomendar que se reduzca el contenido de acrilamida de los alimentos. La acrilamida se ha encontrado en una amplia variedad de alimentos cocinados, incluyendo los que se preparan de forma industrial, en empresas de 

restauración colectiva y en el hogar. La acrilamida se encuentra presente en alimentos básicos, como el pan o las patatas y en otros productos de consumo habitual como las patatas fritas, las galletas o el café.

¿Qué tiene que hacer el empresario?

El empresario debe tomar las medidas apropiadas para reducir al mínimo la presencia de un contaminante determinado, teniendo en cuenta el riesgo que éste presenta así como otras consideraciones legítimas, como por ejemplo el riesgo potencial de otros contaminantes, las propiedades organolépticas y de calidad del producto final y la viabilidad y eficacia de los controles. Es decir tiene que hacer una evaluación del riesgo de acrilamida y tener mediciones de la cantidad de acrilamida en los alimentos que detalla la normativa.

 (Recomendación 2013/647/UE relativa a la investigación de los niveles de acrilamida en los alimentos).

Alimentos que deben ser valorados en cuanto a su tenencia en acrilamida:

Para asegurar el cumplimiento, las industrias alimentarias deben monitorizar la eficacia de las medidas puestas en práctica y deben revisarlas cuando sea necesario. La Comisión Europea ha estimado una serie de alimentos que deben ser valorados en cuanto a su tenencia en acrilamida, son los siguientes:

  • Empresas que elaboran patatas fritas (tanto fabricación, como preparación; ej. bares y restaurantes)
  • Galletas saladas a base de patatas
  • Pan de molde: pan de molde a base de trigo
  • Cereales para el desayuno (a excepción del porridge) — productos de salvado y cereales integrales, grano inflado (solo es pertinente 
  • si está así etiquetado) — productos de trigo y centeno — productos de maíz, avena, espelta, cebada y arroz
  • Galletas y barquillos
  • Pan crujiente: Pan de especias...
  • Café tostado
  • Café instantáneo (soluble)
  • Sucedáneos del café: a base de cereales, principalemente 2000, y otros sucedáneos del café
  • Alimentos infantiles, distintos de los elaborados a base de cereales: con/sin ciruelas y pasas
  • Galletas y bizcochos para lactantes y niños de corta edad
  • Alimentos elaborados a base de cereales para lactantes y niños de corta edad, excluidos las galletas y los bizcochos

Las novedades legislativas y exigencias tanto de la Administración como del consumidor, en materia de Seguridad Alimentaria cada día son más, por lo que le recordamos que desde nuestro Departamento de Consultoría en Seguridad Alimentaria ponemos a su disposición el servicio profesional que necesita para dar cobertura a las exigencias en materia de Seguridad Alimentaria : Implantación y Mantenimiento de APPCC, que incluye la adaptación a la nueva normativa sobre Declaración de Alérgenos en productos alimenticios, información, asesoramiento y apoyo continuado a nuestros clientes en todas sus obligaciones y novedades en materia de Seguridad Alimentaria.

Para aclaración de dudas o más información, quedamos a tu disposición