Las empresas socialmente responsables son, a largo plazo, más rentables

Los emprendedores sociales no son muy numerosos en España; al menos, hasta el momento. De la misma manera, tampoco hay una apuesta masiva por la responsabilidad social corporativa (RSC) entre las pequeñas y medianas empresas (pymes) como ocurre en los grandes grupos y en las multinacionales. Obviamente, el principal motivo que impide un mayor desarrollo en este ámbito es la abismal diferencia de recursos de que disponen las pymes respecto a las compañías de mayor tamaño.

A pesar de esta generalidad, existen, por supuesto, muchas pymes que mantienen una actividad intensa en RSC, cumpliéndose normalmente el siguiente axioma: cuanto más grande es la empresa, mayor implicación demuestra en ese campo, ya que mayor capacidad financiera tiene. Más allá de que sea una cuestión meramente estética o de que exista un auténtico espíritu de retorno a la comunidad sobre lo que ésta previamente ha dado de forma indirecta a la empresa.

La RSC beneficia al inversor en la empresa

Definida la realidad actual de la pyme española en RSC, resulta significativo que las empresas socialmente responsables son más rentables en el largo plazo. Ésa es la conclusión a la que han llegado de los catedráticos Constanza Consoladi, de la Università degli Studi di Siena (Italia), y SunilPoshakwale, de la Cranfield School of Management (Inglaterra), en sendos estudios. En ambos se pone de manifiesto que la inversión en empresas con buen gobierno corporativo es, al final, más lucrativa.

Tasas de retorno más altas

En concreto, Consoladi explica en su trabajo Focusing on governance within the ESG Framework: Does it pay off? que las compañías con altas puntuaciones en las clasificaciones de buen gobierno corporativo presentan mayores tasas de retorno sobre sus activos, beneficio neto, crecimiento de márgenes y facturación que aquellas empresas que aparecen con peor calificación en esas mediciones.

La importancia del buen gobierno

Por su parte, Poshakwale, en el análisis titulado Empirical evidence of good governance and firm performance in Europe llega a similar conclusión al analizar 357 compañías no financieras de quince países europeos. “Las empresas con buena gobernanza y alta calidad de gestión tienen un comportamiento más positivo que las que no lo tienen”, señala.

Consultar la noticia